com-uv-1

Comunicació al voltant del Congrés internacional “Diálogo Ruso-Español 2017”

A la autoritat universitària competent, 24/11/2017:

Nos llegaba ayer un pregón con tu invitacion al Congreso internacional “Diálogo Ruso-Español 2017”, que pudimos examinar por la noche. El motivo por el que intentamos comunicarnos contigo hoy a primera hora era para preguntar si desde la organización del congreso había constancia sobre quién es y qué puede representar uno de sus participantes, Roman Demian, que está previsto que hable al final de la jornada, por la tarde.

Conociendo y valorando mucho desde nuestra propia experiencia que el Vicerectorado siempre ha hecho gala de la apertura de miras, el apartidismo -también internacional-, así como la profesionalidad y la búsqueda del bien de la UV que le caracterizan, no podemos no expresar sorpresa y malestar por contar esa actividad con la participación de quien decimos, por aquello que pueda suponer, en el sentido del comunicado que adjuntamos a este mensaje.

Entendiendo que, en este punto, se trata de una consideración previa, nos parece importante advertirlo. Saludos cordiales, La junta del Colectivo

Resposta de l’autoritat, 25/11/2017:

Estimados alumnos, Disculpad que no os respondiera ayer, ya que me resultó imposible.

Sin embargo, quiero informaros de que la persona que mencionáis finalmente no participo en ninguna de las actividades del Congreso. Un cordial saludo

Exposició de la questió elevada a l’organització del congrés

Sorpresa y malestar, al comprobar que una actividad de mucho nivel en nuestra universidad contará con la participación de una persona con vínculos a un supuesto grupo terrorista del Donbás.   

Hoy, 24 de noviembre de 2017, la Universitat de Valènica organiza el Congreso internacional “Diálogo ruso-español 2017: cooperación internacional entre Rusia y España. Educación, ciencia y cultura”, que cuenta con la participación de altos cargos rusos y españoles, así como representantes de instituciones educativas de Moscú y de varias ciudades españolas. Dentro de la sesión de por la tarde, “Diálogo cultural entre Rusia y España”, tendrá lugar –en la sede de Rectorado– una conferencia bajo el título “Los medios y proyectos culturales” en la que está previsto que sea ponente Roman Demian, anunciado en el cartel del Congreso internacional como presidente de la Asociación “Blagoe delo” en España.

com-uv-1

Roman Demian es natural de Ucrania y nada tiene que ver ni con la Educación, ni con la Ciencia, ni con la Cultura. Lo que este señor puede contar sobre proyectos en España viene perfectamente reseñado en lo que ya dijo durante una conferencia organizada por Partido Comunista de Madrid, el 26 de mayo de 2017 (la grabación de la misma está publicada en internet).

com-uv-4

Si bien es cierto que la asociación “Blagoe delo” que preside Demian también es conocida por organizar piquetes a representaciones diplomáticas de Ucrania en España, su principal bandera es otra. Demian reivindica haber recogido en España “6 mil toneladas de ayuda humanitaria” y haberla enviado  –“con ayuda de la Embajada de Rusia en Madrid y la compañía Aeroflot”– a la autoproclamada “República Popular de Lugansk”, una parte del territorio de la provincia ucraniana de Lugansk que bajo la legislación de Ucrania es considerada “territorio temporalmente bajo ocupación”. Cabe señalar que la recogida de esa supuesta ayuda humanitaria es realizada en sectores sociales de los que provienen la decena de españoles encausados por la Audiencia Nacional, en 2015, por delitos de asesinato, tenencia de armas y explosivos, al haber participado militarmente en el llamado “bando prorruso”.

Con base consideraciones varias, la línea de Roman Demian y su asociación “Balogoe delo” puede recordar ideológicamente ese ultranacionalismo y comunismo que aúna el ideólogo ruso Alexander Prokhanov.

com-uv-2

El quid de la cuestión reside en que Demian ya alardeaba en la citada conferencia de Madrid, como hace en otras ocasiones, que a finales de diciembre de 2014 viajó ilegalmente a Lugansk para llevar esa “ayuda humanitaria”, donde trató mucho con Alexey Mozgovoy, lo que por otra parte prueban imágenes de ellos dos y la apología que Demian ha demostrado hacer a Mozgovoy. Y es que, Alexey Mozgovoy (fallecido en mayo de 2015) fue uno de los máximos líderes militares de esa “República Popular de Lugansk”. A él se le atribuye desde Kiev violaciones de derechos humanos y actos de terrorismo, mientras que ya hay miembros de la guerrilla llamada en su honor “banda de Mozgovoy” que están siendo juzgados en Ucrania. Por poner un ejemplo de lo que se hizo eco la prensa internacional, en noviembre de 2014 y bajo el mando de Alexey Mozgovoy, las mujeres se enfrentaban a detenciones por visitar cafeterías o pubs ya que, como mandaba el mismo de quien es fan Roman Demian, “la mujer tiene que estar en casa, cuidando a los niños y el hogar” que es la forma de “ser devotas a los maridos”, además de añadir que “qué ejemplo daba una madre yendo a un pub”.

com-uv-3

Por si fuera poco, Roman Demian suele hacer pública, como en la conferencia anterior, la información de que “sobre mí pesa una orden de detención en Ucrania”.

En cuanto a ejemplos de difamaciones de este “ponente”, pueden ofrecerse las mismas que realizó en el antedicho acto en Madrid. Según afirmaba entonces Roman Demian, “Europa y Estados Unidos están apoyando el fascismo en Ucrania”, país en el que, en su opinión, el gobierno es “genocida”. Demian llegó a decir en ese acto –continuando con el ejemplo– que el partido de Yulia Tymoshenko es “un partido fascista” y que la liberación del encarcelamiento político de la ex primera ministra ucraniana fue realizado por “el gobierno golpista”.

Con todo, parece lógico cuestionarse si la participación de este personaje en una actividad de tales características en la Universitat de València se adecúa a la letra y espíritu de sus Estatutos, pues en realidad no es más que un provocativo intento de mediatizar al que viene a ser el vocero de un poder político y una asociación de cuya actividad fluye de modo natural una esencia opuesta a la paz y a los otros valores que han de vincularnos todos.

Invitamos a la Universitat a una reflexión en este sentido, a la vez que lamentamos vernos obligados a expresar nuestro malestar. Ahora bien, con este comunicado no cuestionamos en modo alguno la loable iniciativa de intercambiar, mediante la celebración del Congreso internacional, experiencias entre los que promocionan las dos lenguas, la cultura, la educación y la investigación en las sociedades española y rusa.

N.B.

Es menester referenciar que el colectivo de la Univeristat de València “Acció UV-Ucraïna”, como sociocultural y de relaciones académicas que es, además de estar formado en su gran mayoría por españoles de origen, nunca ha tenido por vehicular el tema del conflicto en el Este de Ucrania. Y si ese tema ha llegado a ser tratado en las actividades organizadas por el colectivo, fue siempre desde un acercamiento de científicos sociales y con una pluralidad de opiniones.